nosotros.jpg

Nosotros

Cada botella contiene tres elementos en perfecta armonía:

las raíces, la tierra de la Ribera del Duero de la que nace la uva, el lugar donde empieza todo;

la bodega, las barricas en las que envejecen los vinos;

y las personas que, con su duro trabajo, hacen posible la excelencia hecha Raíz.


La Bodega

bodega-bodega.jpg

Raíz de Guzmán nació en 1998, como continuación del proyecto creado en 1985, el año en que se inició la andadura de los quesos Páramo de Guzmán. Raíz surgió bajo la misma filosofía: tradición, innovación y, ante todo, calidad.

bodega-barricas.jpg

En la bodega descansan 500 barricas. Un 80% de ellas son de roble francés y un 20%, de roble americano. Estas se renuevan cada tres años para garantizar la calidad de los caldos.

Las Raíces

En Bodegas Raíz de Guzmán elaboramos vino D.O. Ribera del Duero 100% tempranillo.

raices-uvas.jpg

La Tempranillo está considerada como una de las mejores variedades de uva tinta en España y da origen a los vinos más representativos de la Ribera del Duero.

Empleada tanto en la elaboración de vinos Jóvenes como Crianza o Reserva, la Tempranillo es una uva con carácter y de excelente envejecimiento en barrica. Mantiene un armonioso equilibrio entre estructura, color y acidez.

raices-vinedo-2.jpg

En Bodegas Raíz de Guzmán nos servimos de 25 hectáreas de viñedos propios y también nos apoyamos en los viticultores de la zona.

Nuestra uva procede de dos tipos de suelo: una parte proviene de Bocos de Duero, con suelo de guijarro; la otra, se obtiene de zonas más altas, a partir de los 900 metros, donde las brisas son frescas y los suelos son rojizos con abundante cascajo.

raices-vinedo.jpg

Nuestras raíces se encuentran en la localidad burgalesa de Roa de Duero y sus alrededores.

La altitud a la que se encuentra y las diferencias térmicas propias de la zona durante la maduración de la uva son las responsables del carácter de nuestro vino. Raíz no sería Raíz sin la Ribera del Duero.