1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 3,67 de 5)
Cargando…

Tipos de aromas en una cata de vinos: primarios, secundarios y terciarios

Cata de vino tinto

En la fase olfativa del análisis de un vino, es importante saber que los aromas pueden ser clasificados en primarios, secundarios y terciarios. Conociendo las diferencias entre ellos, nos será más sencillo evaluar el vino que estamos catando en base a los aromas que nos transmite.

Cata de vino tinto

Primarios

Los aromas primarios son los que están directamente relacionados con la fruta de la que nació el mosto. Por tanto, connotaciones frutales, florales, vegetales y minerales se consideran aromas primarios. Su intensidad depende de muchos factores, desde el tipo de uva hasta la maduración o la forma de trabajar la viña.

 

 

Secundarios

Los secundarios provienen de las dos fases de fermentación del vino, es decir, la alcohólica y la maloláctica. La temperatura a la que se han producido las fermentaciones y las reacciones químicas propias del proceso darán lugar a los aromas secundarios.

Los diferenciarás porque suelen ser aromas dulces. Pueden recordarte a productos de alguna manera vinculados a la fermentación, como las galletas o la miga de pan. También pueden ser aromas amílicos, como el barniz, el plátano o el caramelo o evocar lácteos como el yogur, la mantequilla, la leche o el queso.

 

Terciarios

Los aromas terciarios del vino proceden de su crianza, es decir, de las barricas y las botellas donde ha envejecido. Durante esta fase, la bebida se asienta y sus aromas iniciales van adquiriendo nuevas connotaciones. Aumenta su intensidad conforme los azúcares y los ácidos tartáricos evolucionan, y reciben notas de la madera de la barricas, por ejemplo.

En vinos más maduros, los aromas terciarios pasan a conocerse como buqué o bouquet. Se trata de aromas más complejos. No nos quedamos solamente en sensaciones olfativas propias de la fruta, sino que estas evolucionan hasta una seria balsámica, animal y empireumática.

Así, el buqué puede evocar humo, maderas de distinto tipo (roble, cedro, sándalo…), infusiones o frutos secos como la nuez o confitados como el albaricoque, especias como la regaliz, el cardamomo o la pimienta o incluso cuero, carne, almizcle, tabaco o chocolate.

 

Artículos relacionados

Qué es la acidez del vino.

Las 10 series aromáticas que debes conocer en una cata de vinos.

5 platos para maridar con vino rosado.

4 opiniones en “Tipos de aromas en una cata de vinos: primarios, secundarios y terciarios”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *