1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Recetas sencillas: cómo preparar berenjenas rellenas

¿Buscas una forma diferente de comer verdura? Te explicamos paso a paso y de forma sencilla, cómo preparar berenjenas rellenas de pollo.

Berenjenas rellenas
berenjenas

Las verduras son un alimento versátil que admite todo tipo de variaciones. Se hagan a la plancha, al vapor o al horno, son el bocado perfecto para aquellos que buscan comer sano. 

Si en casa no sois muy de vegetales y hortalizas, te proponemos una receta que gusta a todo el mundo: berenjenas rellenas. ¡Acierto seguro! Así puedes prepararlas y maridarlas.

Propiedades de la berenjena

La berenjena es un fruto comestible perteneciente a la familia de las solanáceas (Solanum melongena) que destaca por su gran poder antioxidante, su altos componentes vitamínicos y su elevada composición en minerales. 

Es originaria del sudeste asiático, concretamente en la India, aunque actualmente su consumo se ha extendido por todo el mundo y se ha convertido en un plato muy representativo de su gastronomía. 

Existen múltiples variedades de berenjena, las cuales se dividen básicamente en función de la forma (larga, ovalada y redonda) y del color del fruto (negro, morado, verde o blanco). 

Se caracteriza por ser un alimento cuya composición es 90% agua, poco calórico, moderadamente nutritivo y con unos niveles equilibrados de fibra.

Como decíamos, la berenjena es rica en minerales como el calcio, potasio y el hierro. Además, de una fuente indiscutible de vitaminas del grupo B ( B1, B2, B3 y B6 ) y del grupo C.

Ingredientes para hacer berenjenas rellenas

berenjena

Además de estar riquísimas, se preparan con ingredientes muy económicos. Esto es lo que necesitarás para elaborar cuatro berenjenas rellenas:

  • 2 berenjenas grandes. 
  • 1 cebolla. 
  • Tomate triturado. 
  • 400 gramos de pechuga de pollo. 
  • Mozzarella. 
  • Aceite de oliva. 
  • Sal.
  • Pimienta. 

Para la bechamel

  • 500 ml de leche. 
  • 50 gramos de harina. 
  • 30 gramos de mantequilla. 
  • Nuez moscada. 

Elaboración de berenjenas rellenas 

El primer paso es limpiar y cortar las berenjenas por la mitad. Después, haz unos cortes en diagonal sin llegar al fondo para asarlas. Añade una pizca de sal/aceite y hornéalas a 180º durante 20 minutos. 

Mientras tanto, ten a punto los ingredientes para el relleno. Calienta aceite en una sartén y sofríe la cebolla. Acto seguido, corta en dados el pollo, saltéalo hasta que esté dorado y añade el tomate triturado. Reserva para más adelante. 

Una vez listo, es hora de preparar la bechamel. Para ello, coloca la mantequilla en una sartén caliente y cuando se derrita, añade la harina. Remueve hasta que esté tostada. 

Después, sin parar de remover, vierte un poco de leche templada y sazona la mezcla con pimienta y nuez moscada. Cuando la masa no tenga grumos y empiece a hervir, retírala del fuego y reserva

Transcurridos los 20 minutos, saca las berenjenas del horno. Cuando estén templadas, retira la pulpa con la ayuda de una cuchara y pícala en trozos pequeños. 

En un bol, mezcla la berenjena, la cebolla y el pollo. Si quieres, puedes añadir un poco de la bechamel para que el resultado quede mucho más jugoso y sabroso. Después, utiliza la masa para rellenar las berenjenas. 

Por último, vierte la bechamel por encima hasta que las berenjenas estén bien cubiertas y espolvorea mozzarella (puedes usar cualquier variedad de queso para gratinar). Hornear durante 10 minutos a 220º y… ¡listas! 

Vino tinto: el mejor compañero para las berenjenas rellenas

Las recetas sencillas son a menudo, las más notables. Lo importante es escoger una buena materia prima y aportar la visión culinaria propia de cada persona. 

En esta ocasión, nuestra recomendación es optar por Raíz 9 Meses. Un elegante y amable vino de la Ribera del Duero, con dulzores al inicio que dejan paso a sensaciones cremosas y untuosas.

Además, destaca por su frescura y carácter sedoso. En definitiva, se trata de un tinto lleno de matices y con la potencia suficiente para actuar en armonía con esta receta.

Artículos relacionados:

Receta de patatas revolconas, imprescindible plato castellano

Espaguetis a la marinera, un símbolo de la cocina italiana

Comida rápida y vino: una pareja con gancho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *