1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Receta de pimientos de piquillo rellenos de bacalao

Rápido y fácil. Esta receta de pimientos de piquillo rellenos de bacalao pasará a ser una de tus favoritas. ¡Así puedes prepararlos!

Los pimientos ofrecen grandes posibilidades en la cocina. Da igual como se cocinen, gracias a su amplia versatilidad admiten la compañía de carnes, pescados y todo tipo de salsas. Descubre cómo prepararlos rellenos de un delicioso bacalao desalado. 

Información sobre los pimientos de piquillo

Los pimientos de piquillo son unas verduras huecas de pequeño tamaño y forma triangular, de color rojo intenso y brillante. Son originarios de de la provincia de Navarra y cuentan con su propia Denominación  de Origen, D.O. Piquillo de Lodosa. 

Este tipo de verdura se recolecta y se clasifica manualmente, se asa en horno de leña, se pelan y se introducen en conserva. Todo ello siguiendo un proceso de elaboración artesanal para conservar su aroma, textura y propiedades intactos. 

Asimismo, los pimientos destacan por ofrecer una serie de propiedades beneficiosas para la salud gracias a su composición. Son ricos en fibra, vitaminas del grupo A, C, E y minerales, como el potasio. 

Ingredientes a utilizar

Para los pimientos:

  • 500 g de bacalao desalado desmigado. 
  • 1 bote de pimientos de piquillo.
  • 500 ml de leche. 
  • 50 gramos de harina. 
  • 30 gramos de mantequilla. 
  • Nuez moscada. 
  • Aceite de oliva virgen extra. 
  • Sal y pimienta. 
  • 1 cebolla. 

Para la salsa

  • 4 o 5 pimientos del piquillo. 
  • 1 ajo.
  • 1/2 cebolla mediana
  • 10 ml de nata líquida. 
  • Aceite de oliva virgen extra y sal. 

Método de elaboración de los pimientos de piquillo

En primer lugar, sacar los pimientos de piquillo del bote con cuidado para que no se rompan y secar con un poco de papel de cocina. Reservar para más adelante. 

En siguiente instancia, lavar, pelar y cortar en brunoise la cebolla. Hacer lo mismo con el ajo. Después, calentar aceite en una sartén y añadir ambos ingredientes hasta que estén dorados. 

Cuando estén suficientemente pochados, es decir, cuando quieran una textura transparente, añadir a la sartén el bacalao desmigado y calentar unos minutos. Reservar. 

Acto seguido, hay que preparar la bechamel. Para ello, servir la mantequilla en una sartén caliente y cuando se derrita, añadir la harina. Remover hasta que esté tostada. 

Después, con movimientos lentos, verter un poco de leche templada y sazonar la mezcla con pimienta y nuez moscada. Cuando la masa no tenga grumos y empiece a hervir, añadir el bacalao con la cebolla y remover bien

Una vez esté lista la mezcla, con una cucharilla o una lengua pastelera rellenar los pimientos del piquillo con la masa. Para atemperarlos, introducir a 180º en el horno durante 15 minutos. 

Mientras tanto, es momento de preparar la salsa. Para ello, cortar en juliana un diente de ajo y media cebolla. Rehogar hasta que estén dorados. Salpimentar al gusto. 

Cortar los pimientos de piquillo en trozos pequeños y añadir a la sartén junto con un poco del jugo de la conserva. Dejar que la mezcla confite durante unos minutos a fuego medio y después, añadir la nata líquida.

Por último, licuar la mezcla con una batidora hasta eliminar todos los grumos, sacar los pimientos del horno y verter por encima. Para decorar, coronar la cima con unas hojas de perejil. 

Pescado y vino tinto, maridajes acordes

Para maridar este plato a base de pescado, necesitamos vinos afrutados y con cierta acidez. Las opciones más comunes son los vinos blancos o los rosados jóvenes. 

Te sugerimos una opción muy acorde a la época estival. Nuestra estrella del verano: Raíz Rosado. Un vino fresco, denso y graso. Las características idóneas para un maridaje de categoría. 

Disfrútalo por mucho menos de lo que te imaginas con nuestra promoción de verano. Compra tu Raíz Rosado con un 20% de descuento y recíbelo en un plazo máximo de 48 horas. 

Artículos relacionados:

Recetas sencillas: cómo preparar berenjenas rellenas.

Comida rápida y vino: una pareja con gancho.

Sushi y vino rosado: el maridaje perfecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *