1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Por qué una botella de vino es el regalo de San Valentín indiscutible

Deja de darle vueltas. ¡El mejor regalo de San Valentín es una botella de vino! Te contamos los motivos.

Las cajas de bombones, los peluches, los relojes y las joyas están pasados de moda. El regalo de San Valentín indiscutible es una botella de vino. ¿Que por qué? Te lo contamos.

1. Porque un buen vino no defrauda

Una talla inadecuada, un color que no le encaja, un disco que ya tiene… y la has liado. En cambio, si le regalas un buen vino, sabes que le gustará sí o sí. Porque el vino ni queda grande, ni desentona y, si lo tienes repetido, ¡doble diversión!

2. Porque las penas con vino son menos penas y las risas con vino son más risas

Que el amor se alimenta de risas como tú te alimentas de croquetas. Es un hecho.

3. Y los enfados con vino… Bueno, compra una botella y deja de liarla

4. Porque una copita de vino rompe hasta el hielo de la Antártida

No se suele hablar mucho de esto, pero una primera cita es más fácil con vino.

5. Porque una conversación incómoda es más llevadera con vino

«Paco, tenemos que hablar, ven, que te sirvo un vino».

6. Porque el vino en el estómago es mejor que las mariposas

¿Las mariposas? Sobrevaloradas.

7. Porque abres una botella y empieza la fiesta

«Ponte guapa, Carmen, que esta noche hay guateque».

8. Porque no tienes por qué gastarte una millonada

Hay vinos deliciosos para todos los bolsillos.

9. Porque necesitáis una noche memorable

Que la llama de la pasión no se acaba. Abrid un tinto y descubrid por qué se dice que el vino es afrodisíaco.

10. Porque puedes compartirlo

«Una copita para ti, media botella para mí».

11. Porque es un día para celebrar

Que es vuestro duodécimo San Valentín juntos, Paqui, ¿con qué vas a brindar? ¿Con Coca-Cola?

12. Porque es romántico pero no pasteloso

Y dos copas después, tu Manolo te parece Antonio Banderas.

13. Porque no hay mejor forma de decir «te quiero»

«Te quierrrro mussho, Elenaaa».

14. Porque a días malos, vinos buenos

¿Que tu Rafael ha tenido otro trepidante día de discusiones en la oficina y tú no has salido de la sala de reuniones ni para comer? Abre ese tintorro.

15. Porque el tinto cuida el corazón

Con moderación, siempre.

16. Porque estos podríais ser vosotros dos

«Mira qué monos, Pepe».

17. O estos…

De película.

18. Porque esa cena que te has currado merece un acompañamiento a la altura

Ráscate el bolsillo y pon la guinda, Marco, no me seas.

19. Porque te inspira para cocinar

Y, mientras preparas la cena…

20. Porque un buen vino siempre está a la altura

Y siempre puedes culpar al vino si eres tú quien no está a la altura… «Esto no me había pasado nunca» y tal. Ya, claro.

¿Una tienda de vinos, por favor?

¡Recibe tu regalo en casa!

Artículos relacionados

5 motivos para regalar vino por San Valentín.

Vinos para regalar: el vino perfecto para cada persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *