1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...

Consejos para beber vino en verano

Una copa de vino frente al mar es un placer indiscutible. No dejes que el calor te lo arruine. Hoy te traemos 4 consejos para disfrutar del vino en verano.

Brindando en verano
Brindando con rosado

Parecía que no iba a pasar nunca, pero por fin ha llegado el verano Hace calor y apetecen cosas frescas y ligeras, con un punto ácido que incremente la sensación de frescor y, a ser posible, con un toque afrutado sin que sea empalogoso. Te ayudamos a disfrutar del vino en estos días de calor que vienen.

Respeta la temperatura de servicio

Los maridajes de estación hablan justamente de este tipo de elecciones: preparaciones frescas o frías en el verano acompañadas con vinos que sean servidos a bajas temperaturas. Así que si estás en la playa o en una terraza, pide que  se respete la temperatura de servicio.

Por ejemplo, el vino rosado o espumoso debería estar conservado en una cava a bajas temperaturas. Y para mantener la temperatura, deberías tener a mano la típica cubitera con hielo para conservar el frescor del vino a pesar del calor.

Elige el vino adecuado

Raíz Rosado

Con el calor el cuerpo siempre estará más dispuesto a recibir bebidas y alimentos contrapuestos a la temperatura del ambiente. Motivo por el cual los vinos más frescos y ligeros son los ideales para el verano.

Un vino fresco, con buena acidez pero, al mismo tiempo, dejando el recuerdo en boca a flores y a fruta roja es justo lo que pide el cuerpo cuando hace calor.

Ten en cuenta la acidez

La acidez de un vino blanco o rosado joven es la espina dorsal. Es el alma de cada botella. Es lo que hará que te refresque en el verano, y además será el sostén del maridaje que escojas.

Para acertar, te recomendamos Raíz Rosado, con la frescura, los aromas e incluso la densidad de un blanco y la estructura y la largura de un tinto.

Cualquier ocasión es buena

Este vino no distingue de horarios, y menos en verano. Lo puedes tomar de aperitivo antes de comer, solo o combinándolo con el picoteo tradicional: frutos secos, patatas fritas…

Eso sí, si con algo marida bien el rosado es con el marisco. Pruébalo con unas gambas, unas almejas, unas zamburiñas o unas navajas a la plancha.¡Te sorprenderá!

En las comidas, marida bien prácticamente con todo, aunque su pareja estrella son los pescados. El vino rosado queda genial con la merluza, el bacalao, el rodaballo, la raya y otros pescados blancos y azules.

Y por supuesto, se disfruta mucho con sushi. También marida con recetas frescas, como cremas frías o ensaladas, tan típicas del verano. Prueba a tomarlo con una ensalada campera o una de pasta.

Artículos relacionados

Por qué Raíz Rosado es el mejor rosado de la Ribera del Duero

3 recetas sencillas para maridar con rosado

5 falsos mitos sobre el vino rosado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *