1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

7 claves para hacer el análisis visual de un vino

La experiencia de cata consiste en un análisis sensorial dividido en tres fases: visual, olfativa y gustativa. Os damos las claves para hacer el análisis visual.

Análisis visual de copas de vino

Análisis visual de copas de vino

La valoración del vino es un mundo que requiere, sobre todo, intuición y sensibilidad. Con la combinación de ambas y unos sencillos datos sobre qué aspectos hay que analizar, podremos empezar a entender por qué nos gustan unos vinos más que otros.

La experiencia de cata consiste en un análisis sensorial dividido en tres fases: visual, olfativa y gustativa. Os damos las claves para hacer el análisis visual.

El contexto

Para poder hacer un buen estudio visual de un vino, es recomendable estar en un lugar bien iluminado y utilizar un mantel blanco. De este modo, encontraremos fácilmente los matices a descubrir al inclinar la copa, sin que el fondo o una luz demasiado amarillenta o tenue nos puedan llevar a engaños en materia de color y transparencia.

Una vez creado un ambiente adecuado para la cata, podemos proceder al descorche. El análisis comienza por el estudio del corcho. Después, sirve un poco de vino en tu copa y cógela por el tallo para poder apreciar todas sus características. Comenzamos.

 

La limpieza

Agita la copa suavemente e inclínala un poco sobre el mantel, delante de la luz. Si quedan posos en las paredes o el fondo de la copa, diremos que no es un vino limpio, transparente o fino. En ese caso, utilizaremos la decantación para eliminar esos sedimentos, que tienden a ser propios de vinos con mayor tiempo de maduración.

Hay que apuntar que es algo muy normal y que no debemos desechar el vino porque contenga sedimentos, salvo que sea extremadamente fangoso. Se trata de una consecuencia natural del proceso de maduración y oxidación de algunas variedades de reserva y gran reserva. La decantación también nos servirá para oxigenar la bebida.

 

El brillo

Si el vino refleja la luz, es vivo y brillante, es una buena señal. Significa que no tiene defectos. Esta característica es fundamental cuando hablamos de blancos y rosados, pero también afecta a los tintos, ya que, si el líquido es mate, indicará que no ha sido bien clarificado (esto es, que el mosto no ha sido bien separado de las materias en suspensión en las primeras fases de la elaboración).

 

El color

La tonalidad, la intensidad y los matices del color nos dan pistas sobre la edad del vino. Por ejemplo, los blancos con reflejos ligeramente dorados o verdosos son jóvenes, mientras que los que tiran más a dorado intenso, casi anaranjado o ámbar son viejos. Estos últimos suelen ser criados en madera.

Los tintos jóvenes y crianzas tiran a tonos de frutas del bosque como la frambuesa o la mora, mientras que cuando hablamos de vinos con mayor periodo de maduración la tonalidad es mucho más anaranjada, tirando hacia los cobres.

 

La capa

Inclina tu copa y pon tu mano al otro lado, sobre el mantel. Si el vino es muy transparente, verás tu mano fácilmente y diremos que es de capa baja. Si te cuesta ver a través del líquido, diremos que es de capa alta. Esta característica está directamente vinculada con la intensidad cromática de la bebida que estamos analizando.

 

La densidad

Vuelve a agitar ligeramente el vino dentro de la copa. Luego para y observa al trasluz. Si el vino vuelve al fondo del recipiente dejando lágrimas en las paredes quiere decir que es denso. Cuanto más tarden las lágrimas en llegar al fondo, mayor densidad diremos que tiene la bebida y, por ende, más graduación alcohólica y mayor riqueza de glicerina.

 

Las burbujas

En el estudio visual de un espumoso, el último paso es el análisis de las burbujas, cuyo tamaño está relacionado con la temperatura de fermentación. Normalmente, diremos que las burbujas finas indican que el vino es de mayor calidad. Estas deben ser persistentes y vivas, y deben ascender de forma vertical.

 

Artículos relacionados

Las 10 series aromáticas que debes conocer en una cata de vinos.

Qué es la acidez del vino.

Tipos de aromas en una cata de vinos: primarios, secundarios y terciarios.

 

 

 

 

2 opiniones en “7 claves para hacer el análisis visual de un vino”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *