1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...

3 razones para visitar Roa de Duero

El trazado medieval de sus calles, el sabor de la auténtica Ribera del Duero y una zona con una trayectoria vitivinícola inconfundible. Te damos tres razones para visitar Roa.

Consejo Regulador Ribera del Duero
Consejo Regulador Ribera del Duero
Consejo Regulador de la Ribera del Duero (Roa de Duero)


El trazado medieval de sus calles nos dirige a los tiempos en los que Roa de Duero era Real Sitio, unos siglos antes de que fuera entregada como señorío al valido de Enrique IV de Castilla Beltrán de la Cueva. Esas reminiscencias del Medievo se unen a la importancia enológica de la localidad donde se encuentra el Consejo Regulador de la Ribera del Duero. Estos son los dos grandes reclamos turísticos, pero no los únicos. Aquí van tres razones para visitar Roa.

Sus vinos

Como decíamos, el Consejo Regulador de la denominación de origen Ribera del Duero se encuentra en Roa de Duero. La función de este organismo es certificar que los vinos que se presentan bajo esta D.O. cumplan los requisitos de calidad y composición exigidos. En los alrededores del consejo se encuentran las sedes de algunas de las principales bodegas de la zona, entre ellas, Bodegas Raíz de Guzmán.

Estas ofrecen actividades que giran en torno al turismo enológico, como visitas guiadas y catas. El vino en Roa no es solo una bebida casi sagrada, sino que es el epicentro de una experiencia de ocio.

Sus fiestas

Las fiestas más conocidas de Roa son las de San Roque y Nuestra Señora de la Asunción, que se celebran del 14 de agosto, día del chupinazo, hasta el día 19. Lo más conocido de estos días son los encierros, que tienen lugar a las 9 de la mañana. Las tardes también tienen matices taurinos, con corridas y becerradas. Esto se combina con pasacalles, verbenas y todo tipo de actividades festivas.

Sus monumentos

La construcción más relevante de la villa es la iglesia excolegiata de Nuestra Señora de la Asunción, en la que se aúnan diferentes estilos arquitectónicos. Impera el gótico renacentista del siglo XVI, con una portada manierista creada en 1593 y una románica y una gótica que datan de la Edad Media. Dentro, destacan el retablo neoclásico y la sillería gótica del coro de la capilla Mayor, una de las cuatro que componen el templo.

La iglesia de San Esteban y la ermita de la Virgen de la Vega son las otras dos construcciones religiosas destacadas del pueblo. La primera es de estilo gótico. La segunda, renacentista, aunque de altares barrocos, es el lugar de peregrinación de las romerías de mayo y septiembre.

Entre los legados civiles se encuentran la puerta de la Villa, cerca de la plaza de toros, la del Arrabal o la puerta de Palacio. El viaje en el tiempo llega aún más lejos a través de las excavaciones que en 1993 hicieron que la localidad recibiera el título de Bien de Interés Cultural en la categoría de Zona Arqueológica. El parque arqueológico de la localidad burgalesa es uno de los más completos de España, puesto que abarca desde el Paleolítico hasta el Imperio Romano.

Artículos relacionados

4 razones para hacer una ruta en coche por la Ribera del Duero.

5 motivos para hacer enoturismo con amigos.

Un fin de semana entre amigos en el Complejo Raíz y Páramo de Guzmán.

4 opiniones en “3 razones para visitar Roa de Duero”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *