1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

3 claves para hacer el análisis olfativo del vino

El análisis olfativo es la segunda fase del proceso de una cata de vinos. Al final, una cata es un estudio sensorial en el que nos basamos en una serie de conceptos para averiguar más sobre la bebida que tenemos delante, si tiene defectos o cuál es su nivel de intensidad, por ejemplo. Te damos las claves para hacer el análisis de los aromas de un vino.

Copa de vino tinto

Copa de vino tinto

El análisis olfativo es la segunda fase del proceso de una cata de vinos, precedida por la visual y sucedida por la gustativa. Al final, una cata es un estudio sensorial en el que nos basamos en una serie de conceptos para averiguar más sobre la bebida que tenemos delante, si tiene defectos o cuál es su nivel de intensidad, por ejemplo.

Este estudio también nos ayudará a recabar pistas sobre la maduración de la bebida o el tipo de crianza, y sobre lo que nos vamos a encontrar en boca cuando pasemos a la fase gustativa. Te damos las claves para hacer el análisis de los aromas de un vino.

El contexto

A la hora de hacer el análisis olfativo del vino, es importante estar en un contexto exento de aromas u olores fuertes, como el perfume, el ambientador o el humo del tabaco. También hay que evitar comer, ya que los alimentos pueden enturbiar nuestra percepción, no solo en lo que a gusto respecta, también en lo referente al olfato.

Tus sentidos deben estar lo más despiertos posible, así que procura estar relajado, en un ambiente tranquilo y sin distracciones. No pruebes demasiados vinos en una misma cata, deja un poco de tiempo entre uno y otro y recuerda tomarlos con cierta precaución, para prolongar el espíritu crítico hasta el final de la experiencia.

 

Percepción por vía nasal directa

En esta fase analizarás los tres tipos de aromas del vino: primarios secundarios y terciarios . Ellos te descubrirán las series aromáticas que tendrás que detectar a través del olfato. Para encontrarlas, hay tres pasos fundamentales:

  1. Deja la copa en reposo, luego cógela por la base y acerca tu nariz. Aspira. De esta manera, percibirás los aromas volátiles del vino.
  2. Agita la copa y deja que la bebida se oxigene. Al airearse, los aromas se transformarán, por lo que al realizar las siguientes olfacciones detectarás nuevos matices.
  3. Vuelve a dejar reposar el vino. Luego, vuelve a meter tu nariz en la copa y aspira. Percibirás cómo los aromas se han transformado de nuevo y llegarás a las notas más complejas.

 

Percepción por vía retronasal

Una vez realizado el análisis por vía nasal directa, llega el momento de la siguiente fase, en la que deberás tomar un poco de vino, dejarlo dentro de la boca y respirar. Al bajar de temperatura, el vino desprenderá nuevos aromas, que detectarás en la zona retronasal, entre la garganta y la zona más profunda del conducto nasal.

 

Artículos relacionados

7 claves para hacer el análisis visual de un vino.

Qué es la acidez del vino.

 

2 opiniones en “3 claves para hacer el análisis olfativo del vino”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *